Categorías
Sin categoría

Cuidar de las familias y su patrimonio, la esencia del agente

Si alguien piensa que al cumplir 70 años llega el momento de pensar en el retiro, Jesús Menchaca Gama demuestra que es tiempo de aprender…

Si alguien piensa que al cumplir 70 años llega el momento de pensar en el retiro, Jesús Menchaca Gama demuestra que es tiempo de aprender, de renovarse y de seguir activo; y, lo más importante, ejerciendo una actividad con el afán de cuidar a las familias y de su patrimonio: ser agente de seguros.

Economista de profesión por el Instituto Politécnico Nacional (IPN) – y siempre dedicado a la industria automotriz -, Menchaca Gama indica que su hija Jennifer lo convenció de ingresar al mundo de los seguros hace año y medio y que él, lleno de energía y experiencia, aceptó el reto, formando hoy parte de la promotoría Jenamo Consultoría Financiera, como intermediario novel.

Menchaca Gama comenta que el proyecto que la joven Jennifer le presentó le llamó la atención, pues resultaba interesante a corto, mediano y largo plazo. “También me gustó mucho la labor social de los agentes, pues las estadísticas muestran que pocas personas ahorran, y mucho menos están protegidas con un seguro”.

En relación con los obstáculos que se presentan en el día a día, Jesús Menchaca Gama relata sus sensaciones sobre la actividad que desempeña: “Me siento vivo en un área comercial que me encanta; tengo tolerancia a la frustración en un sector en el que me enfrento a muchos no de la gente; no es una profesión fácil, pero tengo que seguir adelante, ver a muchas personas y no rendirme: la actividad lo saca a uno adelante”.

Inquirido sobre cómo debe ser un profesional de la intermediación, Menchaca Gama opina que, ante todo “debe ser profesional, porque el concepto muy profesional no existe; ser ético, sensible; entender que debe buscar satisfacer las necesidades del cliente y no las propias”. Para ello, agrega, “nosotros hacemos entrevistas personales, no por teléfono”.

“En mi caso, ver a la gente me facilita conocer a fondo qué es lo que ésta necesita, qué le hace falta, porque todos somos diferentes. En pocas palabras, somos la vía para la prevención ante accidentes, enfermedades o muertes prematuras; para eso estamos, para ayudar a cuidar lo que más quieren las personas y su patrimonio”.

Jesús Menchaca Gama recomienda identificar muy bien qué tipo de necesidad tienen las personas; aunque, más allá de esto, que sean accesibles, asegurables y solventes, compartiendo para los lectores de El asegurador cinco consejos que a él le han dado resultados durante su corta trayectoria como agente de seguros.

  1. Capacitación constante
  2. Tener mucha actividad; de lo contrario, se cae el negocio.
  3. No rendirse ni vencerse ante los no de la gente.
  4. Siempre ver a personas, en cualquier momento, en cualquier lugar.
  5. Perfilar y prospectar muy bien.

Casi para finalizar, Menchaca Gama comenta que se siente satisfecho de su labor, pues además ha cumplido cada una de sus metas con base en la preparación y constancia. “Cada noche estudio mi plan de trabajo a fin de estar listo para la actividad al día siguiente. Sigo una agenda. En la promotoría, señala, “siempre estamos prospectando, que es una de las claves para el éxito; manejamos números modelo, esto es, debemos tener 15 citas semanales, de las cuales te cancelan algunas; es decir, citas reales son 10, de las cuales debe haber cinco cierres, dos firmas y un pago de póliza”. Y concluye: “Seguir este modelo es la razón de mi éxito”.

  • Jesús Menchaca Gama.
  • Alma G. Yáñez Villanueva, 31 de enero de 2020 El asegurador, pág.12.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *